Chía semillas

Nuevo producto

Semillas de la planta disponibles en varios formatos de peso.

16 artículos

Disponible

3,18 € con IVA

Curiosidades:  En la época precolombina, la Chía era uno de los alimentos básicos de las civilizaciones aztecas y mayas y sus semillas se utilizaron para elaborar medicinas.
Los Mayas hacían ofrendas de estas semillas a los dioses, en agradecimiento por las cosechas. El uso y el cultivo de la Chía en el valle de Méjico, se remonta a unos 3.500 años a.C. 
Los Aztecas usaban la Chía en distintos preparados nutricionales y medicinales, así como también en la elaboración de ungüentos cosméticos. Era fuente de energía para travesías prolongadas y alimento para los guerreros, por eso es conocida como el alimento de las caminatas. 
La harina de Chía tostada se utilizaba en la preparación de una popular bebida refrescante y nutritiva, costumbre que, con variantes, persiste hoy en Centroamérica y se denomina “Agua Fresca de Chía”. Su composición es agua, limón, azúcar y Chía. 
Los ceramistas y pintores utilizaban el aceite de Chía para la preparación de barnices y pinturas, que se destacaban por su brillo y resistencia al envejecimiento. La harina de Chía podía ser almacenada mucho tiempo debido a los antioxidantes que posee, podía transportarse fácilmente en viajes largos y se utilizaba como moneda de pago para tributos y transacciones.

 

Virtudes y usos:  es una fuente vegetal de ácidos grasos Omega-3. Contiene antioxidantes, proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y fibra.

No contiene gluten por lo que es apta para el consumo por parte de personas celíacas. Aporta energía, ayuda a controlar los niveles de colesterol y la tensión arterial, facilita la digestión y mejora el tránsito intestinal. Favorece el desarrollo muscular y la regeneración de tejidos, mejora la actividad cerebral y ayuda a controlar los niveles de azúcar. 

La forma más común de comer chía es mezclando las semillas con agua, zumo o algún alimento líquido, pudiendo absorber muy rápidamente en menos de 10 minutos una gran cantidad de líquido entre 9-12 veces su volumen.

Se formará un gel que puedes agregar a los batidos, mezclar con aliños de ensaladas, postres o simplemente tomarlo a cucharadas. Para hacer la receta del gel mezcla 1/3 de una taza de semillas más 2 tazas de agua y remueve. Esto se conserva perfectamente en la nevera. 

Productos relacionados

Noticiasinteresantes

Inicio