Lavanda

Nuevo producto

Lavandula officinalis

Flores secas de la planta disponibles en varios formatos de peso.

16 artículos

Disponible

1,09 € con IVA

Curiosidades: Se dice que el nombre lavanda proviene del latin “lavare” = lavar, debido al uso que le daban los romanos al utilizar la lavanda para perfumar el agua del baño. También fueron los romanos quienes introdujeron la costumbre de poner flores secas entre la ropa limpia para alejar a las polillas.
Los hebreos utilizaban la lavanda para fines rituales quemándola. Se decía que el incienso tenía un efecto purificador.
En el centro de Europa apareció por primera vez en el s. XI en los jardines de los monasterios. Poco después fue difundida la creencia que María Magdalena había usado lavanda para ungir la cabeza de Jesús y como consecuencia de esto, al aceite de lavanda se le denominó “Aceite de María Magdalena” y fue popular entre la población.

 

Virtudes:  las flores de lavanda poseen una propiedad sedante. Son útiles en caso de migrañas y otras cefaleas, y en los casos de palpitaciones de origen nervioso del corazón, así como en los estados de neurastenia. Ejerce además un efecto diurético e hipotensor. Por vía externa el aceite esencial es antiséptico y cicatrizante y se usa para desinfectar llagas y favorecer su cicatrización. Es un excelente antiinflamatorio eficaz en contusiones, esguinces y dolores de tipo reumático.

Contraindicaciones: La esencia de lavanda irrita la piel.

 

Los consejos de este artículo no son consejos médicos y no implican que la medicina convencional esté de acuerdo con ellos. Nunca deje su medicación sin consultar a su doctor quien debe darle las indicaciones médicas.

Productos relacionados

Noticiasinteresantes

Inicio